Para bien o para mal

Hace casi un mes que vivo en Vigo, no se puede decir que haya saltado el océano, pero una ria no es un charco despreciable. Sigo siendo becario, pero prolongado, por lo que hasta abril al menos tendré algo similar a un sueldo, y después el tiempo dirá.
Vivo en una bonita quinta planta sin ascensor, para contornear mis ya de por si espectaculares nalgas, comparto piso con una compañera de la carrera, y me hago mi propia comida, que llevo en tuppers al trabajo, mi rango abarca desde ensalada de cuscús con excesiva cebolla o tortilla de patatas a la que me olvido ponerle sal, hasta callos de la abuela recalentados. Y sobrevivo.
Y el tiempo libre lo dedico a hacer lo que me da la gana.
I’m doing science and I’m still alive.
Still Alive.
Still Alive.

Comentarios Facebookianos

comentarios

2 comments

  1. darkblade Reply

    Ahora se me ha pegado Still Alive…

  2. José Domínguez Reply

    La ría es un charco despreciable… Y lo sabes jajaja
    Aún así, mis respetos y enhorabuenas por dar “un pequeño paso para la humanidad pero gran salto para tu persona”

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *