¡Qué buen pelo Matthew!

Ayer tuve una tarde de cine, no por lo épica de ésta, sino por lo desganado que estaba yo. Así que ni corto ni perezoso (bueno, perezoso sí), encendí la tele y puse en Plex la última película que conseguí por vías 100% legales. Gold.

Gold es una película en la que Matthew… *busca en Google* McConaughey ya no tiene pelazo, y del cuerpo que lucía en Magic Mike solo queda el recuerdo.

En Gold interpreta a Kenny Wells, el heredero de una gran empresa minera que por vueltas que da la vida acaba con la empresa hundida y buscando chanchullos para reconquistar la gloria pasada desde un bar en el que, cuando no está bebiendo, está trabajando borracho. Algo similar al papel que tenía en “El lobo de Wall Street”, vamos.

No fue una gran película, en una escala del 2,3 al 7,68 no pasaría del 4,85. Pero al menos fue mejor que Baby Boss, película que me comí con patatas justo después.

Si es que debería tener un monumento por verme estas cosas…

Quincho

Quincho Buena gente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *