Ya tenemos una edad

Aquí estoy, con 25 años a mis espaldas o un cuarto de siglo, que suena más imponente. Un cuarto grande y luminoso, probablemente con un bonito aparador en una esquina, fruto de la tala incontrolada de árboles en un bosque del que ya nadie se acuerda. Antes aún iban los niños a jugar, los ancianos a pasear, y los jóvenes alocados a tallar en las cortezas de los árboles promesas de amor eterno que duraron menos de lo que tardaron en salir del bosque, pero quien soy yo para juzgarles, o para intentar robarles su alegría. Puede que al salir del bosque ya no hubiese nada, o puede, y sólo puede, que estuviesen destinados uno para el otro. Entonces el árbol crecería, repondría su corteza, taparía las marcas del amor de la juventud, y un día unos todavía enamorados padres llevarían a sus hijos al bosque donde todo empezó.

Pero ese bosque ya no existe, lo talaron, para construir un aparador, un aparador que reside en mi cuarto. Mi cuarto de siglo.

Tengo que empezar a comer ese tipo de fruta que mejora la memoria, no recuerdo cual es, supongo que debía haber empezado a tomarla hace tiempo. Ahora a lo hecho pecho, trataré de no olvidar mi nombre, o que tengo que tomar esa fruta, puede que si le describo la situación a un frutero me de la fruta necesaria, o un bonito frutero lleno de colores que colocar sobre el aparador. Con suerte la madera era de un naranjo, y colocar naranjas sobre él es como colocar trozos de personitas sobre un cadáver, un poco turbio todo. Creo que no quiero las frutas ya.

Vivo en un piso en el que hace demasiado frio como para escribir en el teclado del ordenador. Además, teniendo en cuenta que escribo con los dedos meñiques levantados cual asiduo bebedor de té ante la reina de Inglaterra, éstos se me enfrían y se solidifican, bueno, eso no, sólidos ya son, como que se enfrían a tope de powah y no se mueven. Que fraguan, vamos, es que estoy muy metido en la jerga del cemento, y se me escapan los tecnicismos.

Bueno, que los dedos duelen, porque en el piso hace excesivo frío. El truco está en meterse debajo de las mantas, y esperar a la mañana para llegar a la oficina, que allí hace calorcico, pero no se puede dormir. Una de cal y una de arena. Aunque no acabe de entender esa expresión, probablemente porque no entiendo cuál es la buena, si la cal o la arena. Los de Calgonit lo tendrían claro. Ojalá fuese publicista para entender sus chascarrillos. Oh, wait.

TL;DR: Tengo 25 años, pero no es nada nuevo, llevo varios meses así. Y no me sale de los cojones que a estas alturas venga nadie a condicionar mi vida sólo porque se le tuerza el culo. Y no tengo queja, supongo.

Un año de cerveza III

Como hice primero durante el 2010 y después en el 2013, en este 2014 ya muerto y enterrado apunté fielmente cada cerveza que tocaron estos labios y se curró este hígado. He vuelto a buscar el dato de cerveza anual por persona en España, y la agencia EFE dice que son 46,3 litros por persona.
Yo no sé a quienes cuentan, porque en mi círculo social tampoco soy el que más cerveza bebe, y aún así soy 4 españoles medios, todos juntos, unos encima de otros, con un abrigo muy grande y un sombrero, entrando en una tasca de mala muerte a pedir un bocatacalamares y una cañita.
cerveza20143

¿Conclusiones? He aumentado en 50 litros el consumo de cerveza, lo cual es bastante, un 33% más que el año pasado, a grosso modo. También es destacable el subidón que han sufrido las latas de 33cl, dato que está intimamente ligado a haberme ido a vivir a un piso y que las latas de Estrella Galicia las vayamos consiguiendo by the face.
Pero bueno, que no hay duda de que ha sido un año bastante duro, y que habria que asentar estos números en algo un poco más bajo, supongo.
Aún así, sigamos contando cerveza, sigamos bebiendo con amigos para celebrar las victorias (que espero sean más este año), y bebiendo en solitario para ahogar las derrotas.

Mi wishlist

[section_dd][column_dd span=’12’][text_dd]Llegaaaa la Navidad, con sabor (a, de?) mazapán… Siempre dudo en esa preposición, y creo silencio incómodo como cuando al cantar ‘Cumpleaños feliz’ todos llegamos a ‘Te deseamos…’ y se produce el encontronazo entre los que son de decir el nombre, y los que dicen ’todos’, será desencadenante este encontronazo no sé si de una guerra mundial, pero de una pequeña guerra que de para argumento de un par de películas seguro. Todos los años, aunque cada vez menos, llegadas estas fechas alguien viene a preguntarte qué quieres que te regale, ahora con lo del amigo invisible te sacas un muerto de encima, regalas cualquier mierda a quien te toque, y todos contentos. Pero cuando viene la abuela con su generosidad a ofrecerte carta blanca, es complicado dar una respuesta apropiada rápidamente sin arrepentirte un rato después. Pero ya será tarde, porque con su fugacidad octogenaria ya tendrá, si no lo que le pediste, si algo mínimamente aproximado. Es por eso que he decidido crear una lista de las cosas que quiero. No en Navidad, ni en mi cumpleaños, ni en el próximo año. Pero que si alguno es capaz de dármelas, pues será un gran regalo, y estaré muy agradecido. Puede que algunos elementos de la lista parezcan estúpidos, requieran más explicación, o nadie pueda hacer nada por conseguírmelos directamente, pero seguro que algo se os ocurre. Y sabiendo la lista, es más fácil dar un regalo. De ahí las listas de boda en El Corte Inglés. La lista se irá ampliando, así que revisa de vez en cuando por si hay algo que puedas hacer. [/text_dd][/column_dd][/section_dd][section_dd][column_dd span=’12’][divider_dd style=’solid’ animation=’none’ duration=’0′][/divider_dd][h_dd type=’4′]Preparar un café en la máquina de una cafetería [/h_dd][text_dd]Sobre todo quiero vaciar el filtro de café dando 3 golpes al extraño cajón que hay siempre debajo. Acepto que alguien me explique el proceso la primera vez, y después lo haga yo. Puntuará todavía más si me dejan además calentar la leche con el coso ese que hace pffffffffffffffffffffffffff [/text_dd][progress_bar_dd complete=’100′ text=’Hecho! [Café completo, incluido el pssssssssssssssssss]’ bar_color=’#48ff00′][/progress_bar_dd][/column_dd][/section_dd][section_dd][column_dd span=’12’][divider_dd style=’solid’ animation=’none’ duration=’0′][/divider_dd][h_dd type=’4′]Romper algo de cristal con un bate de béisbol [/h_dd][text_dd]No tiene que ser específicamente de cristal sirve cerámica o cualquier cosa que haga ruido cuando le de el golpe. Cuanto más grande el objeto, mejor, claro. Tengo que poder darle con fuerza sin riesgo a cargarme nada más. [/text_dd][progress_bar_dd complete=’0′ text=’Aún nada’ bar_color=’#ff1414′][/progress_bar_dd][/column_dd][/section_dd][section_dd][column_dd span=’12’][divider_dd style=’solid’ animation=’none’ duration=’0′][/divider_dd][h_dd type=’4′]Disparar un arma de fuego [/h_dd][text_dd]Puede que sea de todas la más complicada de conseguir, pero por pedir… Me da igual que sea una escopeta deportiva, una pistola o un bazooka. Tiene que ser en un sitio adaptado para ello y sin poner en riesgo a nada ni nadie, esto excluye, por tanto, caza o disparos al aire en medio de una revolución. [/text_dd][progress_bar_dd complete=’0′ text=’Aún nada’ bar_color=’#ff1414′][/progress_bar_dd][/column_dd][/section_dd][section_dd][column_dd span=’12’][divider_dd style=’solid’ animation=’none’ duration=’0′][/divider_dd][h_dd type=’4′]Caminar 10 pasos haciendo el pino [/h_dd][text_dd]Quiero ser capaz de caminar 10 pasos con las manos haciendo el pino, no necesito que nadie lo haga por mi, sólo que me expliquen el proceso, y tengan paciencia ante mi temor a darme una leche. [/text_dd][progress_bar_dd complete=’0′ text=’Aún nada… Y es problema mío. :D’ bar_color=’#0077ff’][/progress_bar_dd][/column_dd][/section_dd][section_dd][column_dd span=’12’][divider_dd style=’solid’ animation=’none’ duration=’0′][/divider_dd][h_dd type=’4′]Gritar como un loco en un sitio muy alto [/h_dd][text_dd]Sirve un acantilado, una montaña, un rascacielos, una antena gigante, una nave espacial… El único límite es vuestra imaginación. Quiero gritar con todas mis fuerzas, y quien venga está invitado a acompañarme. [/text_dd][progress_bar_dd complete=’100′ text=’Hecho!’ bar_color=’#48ff00′][/progress_bar_dd][/column_dd][/section_dd][section_dd][column_dd span=’12’][divider_dd style=’solid’ animation=’none’ duration=’0′][/divider_dd][h_dd type=’4′]Pasar una noche tirado en la hierba en un sitio donde se vean las estrellas [/h_dd][text_dd]No es necesaria conversación, ni siquiera es obligatoria la compañía. Tiene que ser un lugar desde donde se vean las estrellas, en una noche despejada. Si hace frio me llevo un jersey, pero la hierba no puede estar húmeda, porque no usaré esterilla-manta o similar [/text_dd][progress_bar_dd complete=’100′ text=’Hecho! Aunque no toda la noche, hacía frio’ bar_color=’#48ff00′][/progress_bar_dd][/column_dd][/section_dd][section_dd][column_dd span=’12’][divider_dd style=’solid’ animation=’none’ duration=’0′][/divider_dd][h_dd type=’4′]Correr desnudo por la nieve [/h_dd][text_dd]Creo que no son necesarias más explicaciones, pero por si acaso: No pueden detenerme por escándalo público. No tiene por qué ser una media maratón. Tiene que haber un sitio donde abrigarme una vez que me de cuenta de que ha sido una idea pésima. [/text_dd][progress_bar_dd complete=’100′ text=’Hecho!’ bar_color=’#48ff00′][/progress_bar_dd][text_dd]Hecho. En un área de descanso en una ventisca. Hay un video documental, pero no creo que sea apto para todos los públicos. Aún así, deberéis fiaros de mi palabra. Colaborador | Mercucio [/text_dd][/column_dd][/section_dd][section_dd][column_dd span=’12’][divider_dd style=’solid’ animation=’none’ duration=’0′][/divider_dd][h_dd type=’4′]Recibir un masaje [/h_dd][text_dd]No quiero a un profesional, quiero que alguien me dé un masaje sin más. Nunca me han dado uno. Si tiene o no final feliz ya depende de la predisposición de la persona ofertada. [/text_dd][progress_bar_dd complete=’100′ text=’Hecho!’ bar_color=’#48ff00′][/progress_bar_dd][/column_dd][/section_dd][section_dd][column_dd span=’12’][divider_dd style=’solid’ animation=’none’ duration=’0′][/divider_dd][h_dd type=’4′]Vaciar un extintor mientras río como un enfermo [/h_dd][text_dd]No puede ser un extintor en uso o robado, no puede dañarse propiedad pública o privada en el proceso. Tengo que poder reir como un enfermo disparando un lanzallamas. [/text_dd][progress_bar_dd complete=’0′ text=’Aún nada’ bar_color=’#ff1414′][/progress_bar_dd][/column_dd][/section_dd]

Cállate, quincho

Llevo un rato escribiendo en un word algún tipo de post en el que, mediante coñas y dobles sentidos, os cuente más o menos qué se me pasa por la cabeza, qué estoy haciendo, y qué cambios ha dado mi vida. Pero que coño, vamos a escribir a pelo, con palabrotas, castellano con tacos, hostia.
Las cosas cambian, la vida gira y no hay nada que hacerle, no hay gurús que te digan por donde ir y por donde no, y sería estúpido por mi parte creer que tengo el mínimo control sobre quien lee esto para imponer mi punto de vista.
Así que voy a limitarme únicamente a dar mi punto de vista, que nadie se lo tome como una lección de vida, o una guia a seguir, que sé que hay gente muy fiel, no a mi, pero a la necesidad de que alguien le diga que hacer.
Mirad a vuestro alrededor, sabe Dios donde estais, un cuarto? un despacho? un autobús? ¿Hasta que punto estais felices con vuestra vida? ¿Os estáis conformando con algo?
Estoy seguro de que tenéis mucho más que aportar de lo que creeis, seguro que hay alguien ahí que realmente aprecia lo que sois, lo que haceis y cómo lo haceis, pero por comodidad, vergüenza o pánico no salís de vuestro reducto.
La vida es muy dura, mañana podría atropellarte una furgoneta saliendo de casa, y ya no habría nada más que hablar. ¿Es como estais ahora como os gustaría pasar a la historia?
¿Es esto lo que quereis?

Vamos a dar todos un pasito más hacia la felicidad, porque si nos atrancamos jamás seremos felices, o creeremos que lo que tenemos es a lo que optamos.

Para bien o para mal

Hace casi un mes que vivo en Vigo, no se puede decir que haya saltado el océano, pero una ria no es un charco despreciable. Sigo siendo becario, pero prolongado, por lo que hasta abril al menos tendré algo similar a un sueldo, y después el tiempo dirá.
Vivo en una bonita quinta planta sin ascensor, para contornear mis ya de por si espectaculares nalgas, comparto piso con una compañera de la carrera, y me hago mi propia comida, que llevo en tuppers al trabajo, mi rango abarca desde ensalada de cuscús con excesiva cebolla o tortilla de patatas a la que me olvido ponerle sal, hasta callos de la abuela recalentados. Y sobrevivo.
Y el tiempo libre lo dedico a hacer lo que me da la gana.
I’m doing science and I’m still alive.
Still Alive.
Still Alive.